Cloti Iborra Alcaraz

CLOTI IBORRA ALCARAZ
Secretaria de Dones i Igualtat de CCOO PV

CLOTI IBORRA nace en Xàtiva (Valencia) en 1977. Es licenciada en Derecho (Universidad de València) y estudió formación de personas formadoras e igualdad de oportunidades y violencia de género. Se vincula al sindicato durante sus estudios de Derecho a través de la Fundación CITMI-CITE PV (Centro de Información para Trabajadores/as Migrantes y trabaja en el en el proyecto Mou-te en Drets de la Fundación Pau i Solidaritat y como formadora ocupacional en FOREM PV. Posteriormente se incorpora al equipo de formación sindical, compaginándolo con la responsabilidad del área social en la Unión Intercomarcal de Comarques Centrals. En 2009 se incorpora a la Unión Intercomarcal de l’Alacantí Les Marines y en 2013 como adjunta sindical a la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios en ese mismo territorio. En 2017 es elegida secretaria de la Dona, Polítiques LGTBI i Institucional de CCOO del País Valencià. En el XII Congreso de 2021 es ratificada en la secretaria de Dones i Igualtat.

Entrevista realizada por Carmen Briz Hernández para la revista Trabajadora, octubre 2021.

El 46,8 % de la afiliación en el conjunto del País Valencià son mujeres. Hay que destacar que en la Unión Intercomarcal l’Alicanti Les Marines, las mujeres suponen un 52,3%. Es un territorio donde se apostó de forma decidida por la igualdad y se nota en sus resultados: “Este trabajo fue liderado por Consuelo Navarro, la secretaria general hasta ahora, y María Candelas, la secretaria de la Mujer, que implicaron a toda la organización e incorporaron la perspectiva feminista de clase en la acción sindical”, explica Cloti Iborra.

¿Con qué recursos humanos y materiales cuenta para sacar su trabajo adelante?

Trabajo con Cristina Ochando, adjunta a la Secretaría, que cuenta con una amplia formación y experiencia. Para la parte Institucional, he contado con Tatiana Sapena, socióloga del Gabinete Técnico de CCOO del PV. Han sido un gran apoyo y han facilitado mucho la labor de la secretaría, que tiene un gran volumen de trabajo que se ha afrontado con muchas horas de dedicación y mucha imaginación, así como con la ayuda de compañeras y compañeros a quienes agradecemos su colaboración.

También deseo realizar una especial mención al Plenario de secretarias de Dona i Igualdad del País Valencià y a las personas activistas del Grup d’Acció LGTBI de CCOO-PV. La suma de todas ha significado una explosión de energía y creatividad.

¿Cuáles son los temas fundamentales en los que ha trabajado su secretaría en estos últimos cuatro años?

Se ha trabajado mucho la formación del activo sindical, con- juntamente con la Secretaría de Formación Sindical, con una oferta bastante flexible, adaptada a las necesidades de cada organización; en los últimos meses la formación se ha volcado en los planes de igualdad. Anualmente se han celebrado tanto la Escola de Dones como la Escuela Sindical Ana Meluska Cano, espacios de formación y reflexión en feminismos y políticas LGTBI, respectivamente.

Otro eje que se ha trabajado mucho es la relación con el movimiento feminista y con el tejido asociativo, participando en la organización de las manifestaciones del 8M y 25N, de las concentraciones en contra de la violencia de género y machista y en las movilizaciones que han ido surgiendo. En este periodo, se convocaron y organizaron las huelgas feministas del 8M del 2018 y 1019.

También estamos presentes en el movimiento LGTBI+, sumándonos a las manifestaciones del Orgullo en nuestro territorio, así como participando en actos, eventos y jornadas.

Y me gustaría señalar el convenio que se suscribió con CALCSICOVA, coordinadora de asociaciones de VIH y sida de la Comunidad Valenciana, con quien se ha trabajado especialmente en formación y sensibilización en VIH. Es de agradecer, especialmente aquí, el trabajo del compañero Alberto Martínez.

Respecto a las trabajadoras del hogar, se ha trabajado, conjuntamente la confederación y la federación, en las campañas por la dignificación del colectivo y la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

Otro tema fundamental es el diálogo social y las relaciones institucionales para poder incidir en las políticas de igualdad.

Finalmente, desde la secretaría se procura apoyo técnico sindical a las organizaciones que así lo solicitan.

¿De qué campaña, de entre las muchas que han puesto en marcha durante los últimos cuatro años, se siente más orgullosa y por qué?

Me resulta muy difícil señalar una, pero bueno, destacaré la Escola de Dones y la Escola Sindical LGTBI Ana Meluska Cano, que inició su andadura en 2018. Son espacios que considero indispensables, espacios de encuentro, conocimiento, reflexión y empoderamiento.

¿Piensa que se tiene en cuenta el talento femenino en la organización o, por el contrario, continúa siendo más costosa la consolidación de mujeres líderes?

Creo que estamos ante un buen momento que debemos aprovechar. El discurso feminista ha calado en la organización y, en general, hay un compromiso y también un convencimiento de que las mujeres deben ocupar puestos de responsabilidad y no ser solo una cuota en los órganos de dirección.

Las mujeres deben liderar secretarías tradicionalmente ocupadas por hombres y creo que ese cambio se está produciendo. No obstante, sigue sin ser sencillo. Creo que confluyen diversas causas aún, que hace más costoso que las mujeres den ese paso, por ejemplo el tema de la asunción de los cuidados, los horarios infinitos y la exigencia de disponibilidad casi absoluta. Otro factor que me gustaría señalar es que una vez dado el paso, sí creo que las mujeres tienen mayores dificultades para tener ese “reconocimiento” tanto desde las instituciones, los medios de comunicación e incluso, en algún caso, desde el propio sindicato.

¿Cómo se ha trabajado desde su secretaría en el reconocimiento de derechos para las personas LGTBI+?

En el ámbito externo, participando como agentes sociales que somos, en espacios de representación institucional y social. Hicimos aportaciones a la Ley 23/2018, de 29 de noviembre, de igualdad de las personas LGTBI de la Comunidad Valenciana, así como al desarrollo reglamentario de esta ley y de la Ley 8/2017, de 7 de abril, integral del reconocimiento del derecho a la identidad y a la expresión de género en la Comunitat Valenciana. Asimismo se participó en la estrategia valenciana para la igualdad LGTBI y formamos parte del Consell Consultiu Trans y en el Consell LGTBI.

Mirando hacia el futuro, ¿en qué temas debería poner el foco de atención la secretaría que lidera?

Considerando el momento actual y la oportunidad que suponen los planes de igualdad para conseguir detectar y eliminar las discriminaciones que sufren las mujeres en los centros de trabajo, creo que se debe poner el foco aquí. Es cierto que son las federaciones de Comisiones Obreras quienes tienen las competencias para su negociación pero las organizaciones territoriales deben dar el apoyo necesario para que este reto se lleve a cabo.

No obstante en los territorios, el papel de las confederaciones está íntimamente ligado al diálogo social y a la participación institucional, a través de la cual se intenta incidir en las políticas públicas. No se puede perder este espacio, bien al contrario, se debe reforzar el papel sindical y trabajar el vínculo y las alianzas con el movimiento feminista.

¿Qué necesita del sindicato? o ¿Cómo desearía que fuera el sindicato?

La organización debe dar un paso adelante en las nuevas tecnologías, se debe apostar por el trabajo de los gabinetes de Comunicación para que el mensaje sindical llegue más y mejor; hay que llegar a trabajadoras y trabajadores y aumentar la participación de la afiliación.

El sindicato es una buena idea, con buenas intenciones. Necesito que las personas que lo lideran las interioricen y las practiquen. Creer en un mundo mejor, más igualitario, justo y sostenible es lo que defendemos y en lo que trabajamos.

Deseo que mi sindicato se declare feminista y lo integre sin complejos, y deseo aún más que practique ese feminismo.

¿Qué mensaje le haría llegar a las sindicalistas más jóvenes?

Que abracen el feminismo de clase y el sindicalismo y lo integren en sus vidas y en la organización, que crean en un mundo mejor y que crean que ellas lo pueden hacer posible.

Carmen Briz (@MamenBriz) es periodista y forma parte del equipo de la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras.

A %d blogueros les gusta esto: